top of page

Mes de la Conciencia del Cáncer de mama


El mes de concientización sobre el cáncer de mama es una excelente oportunidad para difundir información sobre el papel de la nutrición en la prevención y el apoyo al cáncer de mama.

Dietvana quisiera compartir algunos consejos nutricionales para crear conciencia sobre el cáncer de mama:


Céntrese en los alimentos de origen vegetal: una dieta rica en frutas, verduras, cereales integrales, nueces y semillas proporciona nutrientes y antioxidantes esenciales que pueden ayudar a reducir el riesgo de varios tipos de cáncer, incluido el cáncer de mama.


Mantenga un peso saludable: El sobrepeso o la obesidad, especialmente después de la menopausia, aumentan el riesgo de cáncer de mama. Una dieta equilibrada combinada con ejercicio regular puede ayudar a mantener un peso saludable.


Limitar las carnes rojas y procesadas: el alto consumo de carnes rojas y procesadas se ha asociado con un mayor riesgo de ciertos tipos de cáncer. Opte por proteínas magras como aves, pescado y fuentes vegetales como frijoles, lentejas y tofu.


Consuma alimentos ricos en fibra: alimentos como cereales integrales, frijoles, lentejas, frutas y verduras pueden ayudar a mantener niveles saludables de estrógeno, lo que podría reducir el riesgo de cáncer de mama.


Incluya ácidos grasos omega-3: se pueden encontrar en pescados grasos (como salmón, caballa y sardinas), nueces y semillas de lino. Algunos estudios sugieren que pueden ayudar a reducir el riesgo de cáncer de mama.


Manténgase hidratado: beber agua y mantenerse hidratado es esencial para la salud en general.


Limitar las bebidas y los alimentos azucarados: el consumo elevado de azúcar puede contribuir al aumento de peso, un factor de riesgo conocido para el cáncer de mama.


Limitar la exposición a las hormonas en los alimentos: algunos creen que las hormonas utilizadas en ciertas carnes y productos lácteos podrían contribuir al riesgo de cáncer de mama. Elija productos orgánicos o sin hormonas cuando sea posible.


Vitamina D: existe cierta evidencia que sugiere que los niveles adecuados de vitamina D podrían desempeñar un papel en la reducción del riesgo de cáncer de mama. Asegúrese de obtener lo suficiente a través de los alimentos, la luz solar o suplementos (con consulta médica).


Limitar las bebidas y los alimentos azucarados: el consumo elevado de azúcar puede contribuir al aumento de peso, un factor de riesgo conocido para el cáncer de mama.


Alimentos de soya: si bien alguna vez se debatió, investigaciones más recientes sugieren que el consumo moderado de alimentos de soya integral puede ser seguro y posiblemente beneficioso para la mayoría de las personas. Estos incluyen tofu, tempeh y edamame. Evite dosis altas de suplementos de soja.


Manténgase activo: si bien se trata más de actividad física que de nutrición, vale la pena señalar que el ejercicio regular puede ayudar a reducir el riesgo de cáncer de mama. Intente realizar al menos 150 minutos de actividad de intensidad moderada o 75 minutos de actividad de intensidad vigorosa cada semana.


CONSEJO:

Los jugos pueden ser una forma conveniente de aumentar la ingesta de vitaminas, minerales y antioxidantes de frutas y verduras, especialmente si usted no suele consumir un muchos productos frescos.


Desbloquee su camino hacia una salud óptima con Dietvana, nuestros servicios integrales de consultoría nutricional, son diseñados para satisfacer sus necesidades dietéticas individuales y sus objetivos de bienestar.



2 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comentarios


DIETVANA-LOGO.png
bottom of page